Tel.: +34 968 33 99 00 - Fax.: +34 968 58 57 70

5 razones por las cuales la buena ventilación es clave para el invernadero

En su nivel más básico, el invernadero permite absorber la luz del sol hacia el interior con el fin de crear mejores condiciones de crecimiento para la planta que en el exterior; el agricultor ve cómo a sus tierras se les añade otra clase de entorno de crecimiento que complemente así las condiciones climáticas naturales donde se enmarca. Pero no sólo eso: además puede facilitar la llegada de nuevas especies, darles mayor protección durante sus primeras etapas e incluso prolongar sus etapas de crecimiento, entre otras ventajas. Tener un invernadero efectivo y eficiente depende de muchos factores, entre los que destacan elegir la especie de planta correcta o vivir en un lugar generoso en cuanto a las horas de sol; pero dentro del invernadero resultan clave las variaciones de temperatura, de los niveles de humedad o de las corrientes de aire. La gestión de la ventilación es, pues, fundamental, ya que permitirá asegurarse un invernadero productivo. Las razones son las siguientes:

La temperatura Aunque el propósito de un invernadero es aportar una mayor temperatura que la que ofrecen las condiciones externas, es importante que ésta no sea demasiado alta. Las plantas son sensibles a la temperatura, y cuando ésta es muy alta puede hacer que se marchiten, que las cosechas dejen de crecer o que incluso mueran. También hay que evitar cambios bruscos de temperatura. La buena ventilación evita estos problemas al permitir que el aire caliente salga y el aire frío entre, manteniendo una temperatura equilibrada y óptima.

Humedad Las plantas aportan vapor de humedad al aire a través de la transpiración. Si no se permite que ese vapor escape, las condiciones del invernadero acabarán perjudicando el crecimiento de la planta, ya que la humedad excesiva hará que la temperatura aumente considerablemente y que se den condiciones que favorezcan los patógenos. El moho y los hongos suelen aparecer en condiciones húmedas, por ejemplo. Si no se controla la humedad, el aire del invernadero puede alcanzar el punto de condensación y convertirse otra vez en líquido.

Intercambio de oxígeno Como sabemos, las plantas no sólo necesitan el dióxido de carbono del aire en el proceso de la fotosíntesis, sino también oxígeno para la obtención de nutrientes. Si un invernadero no está debidamente ventilado, el aire interior se satura en contacto con el oxígeno, peligrando para las plantas la obtención del dióxido de carbono necesario para la fotosíntesis y para crecer. Que el aire se mueva gracias a la ventilación también permite que las plantas polinicen, pues la corriente las agita suavemente liberando su polen y llevándolo a otras especies.

Circulación La circulación del aire guarda relación con todo lo anterior. El movimiento del aire en un invernadero permite regular la temperatura y la humedad, facilita el intercambio de oxígeno y fomenta la polinización. También sirve para ofrecer un entorno estable a las plantas y hacer que todas reciban las mismas condiciones atmosféricas, evitando que un área alcance excesiva temperatura o humedad.

Plagas La escasa ventilación en un invernadero debilitará las plantas, que estarán más susceptibles de verse afectadas por plagas de insectos. La buena ventilación ayudará a prevenir la proliferación de plagas limitando su reproducción, y permitiendo la entrada de otros insectos depredadores y beneficiosos que, además, suponen otro medio de polinización para las plantas.

Existen algunos métodos disponibles para asegurarse de que el invernadero obtenga suficiente ventilación, y cada uno exige planificación en la etapa de construcción del equipamiento para incorporarlo en el diseño de la estructura. EACOM Desarrollo disponemos de toda una serie de sistemas para regular el control climático, como motorreductores, así como pantallas térmicas o sistemas de enfriado y recirculación del aire dentro del invernadero. Les invitamos a visitar nuestra página web. Departamento de Comunicación de ACOM Desarrollo.

SIGUENOS EN: